Thursday, July 23, 2015

LEGADO FAMILIA EYHERAMENDY EN LOS ALAMOS

Datos publicados en enero de 2006

FAMILIA VASCO- FRANCESA EN LOS ALAMOS

Foto  JuanVivanco
La familia Eyheramendy - Larroulet, constituyó, en el siglo pasado,
–según hemos averiguado-, el núcleo de Los Álamos, en torno a ella, giraba la vida social y económica de los alameños. Podemos señalar por ejemplo, que la antigua iglesia católica estilo francés (en la foto) y la casa parroquial, fue construida bajo su influencia. En lo deportivo, donde hoy se encuentra el gimnasio techado, esta familia francesa, construyó una cancha pavimentada, donde se practicaba tenis y básquetbol, rodeada de inmensos aromos y enredaderas, que servían de abrigo, permitiendo largas tardes deportivas con la elite de las ciudades cercanas, competencias femeninas y masculinas .
La estación de ferrocarriles, en esos años era el punto de entrada a los visitantes y viajeros, para ir a Concepción debían viajar por el ramal a Los Sauces, que además de su oficina y salón, existía una infraestructura especial para el cargamento de animales. Alrededor de la estación se hacían enormes castillos de madera que se exportaban, -no sabemos su destino- y que mientras eso sucedía los niños jugaban a las escondidas sin temor alguno.
La producción de trigo, era otro de los productos importantes, aún existe al lado de la casa Eyheramendy, una enorme bodega de albañilería donde se almacenaba la cosecha año a año para ser exportada en vagones del ferrocarril..
Foto: Patricia Carrillo
Tenían una serie de máquinas trilladoras y las carretas colmadas de trigo dejaban marcado su paso con el trigal que el viento alborotaba.
Existía una cancha de aterrizaje, que se ubicada mas allá del cementerio para recibir a los visitantes que llegaban desde las grandes ciudades a visitar a sus parientes franceses, era la felicidad de los adolescentes de la época ir a recibirlos.
Turbinas o generadores que proporcionaron a Los Álamos, la energía eléctrica tan necesaria y que se ubicaba en el sector llamado “Las Lajas” del que ahora solo quedan unas muros y el torrente que no se agota, descifran su fructífera existencia en el pasado.
Los Alamos también tuvo teatro, frente al actual gimnasio donde hoy está el Juzgado de Policia Local, que llenó su platea y graderías cada vez que se presentaba el grupo de artistas alameños, sin preparación académica, pero no era necesario, dirigidos por talentosos directores locales, y se disfrutaba de grandes y emotivas veladas artísticas, no había que pedir nada prestado, todo estaba aquí.
Por todo, Los Álamos era famoso a sus alrededores, marcó una época brillante en la actuación, digno de destacar.
Y precisamente ese teatro, la iglesia, la plaza, que estaba pavimentada por sus corredores con dibujos triangulares y bordeada de hermosos setos de frondosa floresta, que permitían a los niños jugar a las escondidas –¡oh que sana niñez!-, todo ello –realizado bajo la influencia de la familia Eyheramendy guardaban los recuerdos, que ahora al no existir, nada se puede comprobar, sólo contarlo para testimonio, de que este pueblo ... ¡ tuvo un pasado ¡.
El teatro, construido en maderas tenía un porche de entrada con 4 destacadas columnas, equipado con baños excelentes, subterráneo, balcón, butacas, escenario etc, fue testigo de grandes funciones de cine y fiestas de gala amenizadas por grandes orquestas penquistas, en la que participaban las familias alameñas y alrededores, fue demolido aproximadamente en el año 1984, lamentablemente no fue recuperado para la cultura y el arte.
Foto tomada por J.Vivando
Los Alamos, así como se aprecia, será “un pueblo sin pasado” y eso no se debería permitir, tenemos que aprender de nuestros vecinos. Lebu por ejemplo, con mucho orgullo, los preocupados habitantes, muestran y cuidan sus antiguas construcciones.
Hoy, a esta gran mansión se le denomina “la casona”, que en su tiempo constituía un orgullo para los alameños que apreciaban la arquitectura francesa, este “Monumento Histórico”, declarado así por el Ministerio de Educación, fue por muchos años admirado por los turistas o paseantes que se dirigían a las ciudades adyacentes. Ahora se esta dejando, desde hace algunos años, destruir lenta y pausadamente a vista y paciencia de todos los que pasamos diariamente por su calle, pues es un paso obligado para los habitantes
Foto : Juan Vivanco.   lado derecho: Rolando Matus Lopez

Esta familia, asumió la construcción del Municipio, el que ha tenido algunas modificaciones, a contar del año 1981, y en la que gobernó don Félix Eyheramendy. La principal escuela, hoy lleva merecida y orgullosamente su nombre.
No obstante, la opinión de algunos, es que esta casona -como es llamada actualmente-, “no tiene importancia”, pero, sin duda, hay que reconocer que marcó un hito, y deberíamos respetar y guardar en ello, lo único que está quedando de nuestro pasado,
Esta casa, donada por la familia Eyheramendy al Municipio, habría servido para un sinfín de funciones desde Biblioteca, Museo, Oficinas, sala de reuniones, de exposiciones etc, ya que no contamos una sala para eventos, existen tantas oficinas hacinadas a las que se les están haciendo tabiques para la atención al público y con esta tremenda estructura perdiéndose, que debería ser un orgullo mantenerla.

Patricia Carrillo

No comments: